viernes, 21 de febrero de 2014

CUAL CABRAS POR CABRALES

En mente la Transgrancanaria, y en el corazón una angustia... Ay madre, qué miedo tengo...
Pero como el miedo tiene mucha imaginación, y poco talento, seguimos adelante dando ya los últimos coletazos antes de LA CITA.

Aprovechando que hacía mucho que no parábamos por Asturias, y cualquier excusa vale, cogimos la furgo el viernes destino Pola de Somiedo, para pasar por la tienda AFUEGO así probarnos la nueva equipación del club, y desde allí ir directos a Arenas de Cabrales.
El sábado, sin madrugar, que para eso ya están los días de diario, de monte unas cuantas horitas.
La zona preciosa, y el clima inmejorable.






Después de una ruta que se nos quedó un poco corta, comimos algo en Poo de Cabrales y nos relajamos en  una tarde de spa y masajes.

De vuelta en Arenas, sidras, cena y sorpresa en el restaurante Cares:


Lo pasamos de miedo, cenando y después tomando unas copichuelas por la zona.




El domingo, de nuevo sin madrugar


quisimos (bueno, más bien yo, en realidad a Andrés le apetecía más bien poco) hacer la Ruta del Cares, ya que es tan famosa, pero eso sí, corriendo.

La verdad es que a mí me gustó muchísimo:



En esta época, apenas hay nadie por aquí, así que toda para nosotros.
Llegamos a Caín y vuelta



Tuve varias molestias, saltó la alarma, pero esperé a ver qué pasaba el lunes de descanso.
El martes no corrí, sólo gym, pero el miércoles, haciendo cuestas en Salamanca tres pinchazos seguidos en la ingle me hicieron parar, así que ayer tuve cita con el fisio.

Gracias a Dios le quitó importancia y me dijo que ya tan sólo haga un poco de bici, natación, incluso algún trote suave, pero que ya no me meta más caña. Además, aproveché para preguntarle otro par de cosillas que me traían un poco preocupada, y la verdad es que salí de allí como nueva de cuerpo y de mente.

Ya no queda nada para la carrera. Ahora es el tiempo de las dudas y de la falta de fe. Llevo mucho tiempo en el dique seco y ya no recuerdo dónde estaba el punto en el que las preocupaciones tenían una base real y dónde eran tan sólo fruto del miedo y la incertidumbre.

Ahora, preparativos....

..y algo de nieve este finde!!