jueves, 26 de julio de 2012

4 TRAILS.


Llegamos a Garmisch un par de días antes del inicio de la carrera para estar descansados, recoger dorsales, etc etc.
El dia  3 fuimos a la primera Pasta Party con la presentación de la carrera, que compartimos con el que iba a ser nuestro equipo (Avientu Tierra Trágame).
Cuando acabó, regresamos al hotel, donde conocimos a un reportero de Desnivel, que hizo una entrevista a Andrés.

... Y empieza lo bueno:


PRIMERA ETAPA: De Garmisch-Partenkirchen a Ehrwald


Start time:10:00

Vertical distance:36,30km
Meters ascent:2410Hm
Meters descent:2113Hm



La etapa no parecía muy dura, y no había que madrugar mucho, para no asustar mucho de principio. Salimos a las 10 de la mañana, pero como había que dejar el equipaje hora y media antes de que empezara la carrera, tuvimos tiempo de sobra para hacernos fotos, trotar un poquillo, empezar a conocer a los otros corredores...


El inicio fue raro. Llevábamos muchos días de bodas, cervezas y fiestas, y cuando te pones las zapatillas, todo eso se nota.
Poco a poco fuimos cogiendo ritmo y metiéndonos en ambiente. Los paisajes ayudaban bastante, aunque también tuvimos que subir por pistas de esquí, que eran de todo menos bonitas.




Fue día también de primer contacto con los surtidísimos avituallamientos que nos ofrecía la organización.

Finalmente, tras algo más de seis horas y media, llegamos a Ehrwald.

Poco después de llegar, y según las previsiones, cayó una tormenta tremenda, suerte que gracias a que Eva nos llevó al hotel en furgoneta, libramos de terminar empapados.
Los resultados del equipo habían sido muy buenos: Fran había quedado segundo de la general y Santi y Juanma primero y segundo de veteranos. ¡¡qué máquinas!!
Pasta party con sabor español, y vuelta al hotel a descansar.



SEGUNDA ETAPA: De Ehrwald a Imst

Start time:7:00

Vertical distance:39,50km
Meters ascent:2288Hm
Meters descent:2505Hm
<>













Esta etapa fue finalmente cambiada por las condiciones meteorológicas: el recorrido era similar, pero transcurría por cotas más bajas.
Me costó mucho ponerme las pilas y meterme en faena, porque me levanté sin apenas ganas de correr, con ese runrun en la cabeza de "qué hago yo aquí, con lo bien que se está en la cama, o en la playa, descansando", pero sabía que se me pasaría pronto. En cuanto te pones en marcha, todos esos fantasmas desaparecen.

El día estaba lluvioso y fresquito, aunque fue mejorando y al final ni siquiera aparecieron las tormentas que se preveían.
La etapa era dura, larga y con varias subidas muy fuertes.

Sobre todo en la segunda, ví cómo nos pasaba mucha gente, demasiada. Andrés iba bastante desmotivado. El cansancio hacía mella en las piernas, y lo que es peor, en la cabeza.
Yo, por hacerme la listilla, tengo que decir que como ya conocía la sensación de correr en etapas, no me asusté. Sé que el cuerpo, al final, siempre termina respondiendo.
El caso es que poco fuimos completando los km hasta llegar al pueblo más feo de todo el recorrido: Imst. Para empezar, la llegada estaba en un alto, con lo que ellos supone después de tantos km a las espaldas.
Además hacía muchísimo calor, y la meta estaba en un aparcamiento, sin árboles, sin sombra, sin casas... nada.
Así que pronto cogimos el bus lanzadera que nos dejaba en el hotel y nos dio tiempo a ducharnos, descansar en incluso salir a tomar una cerveza antes de la Pasta Party

De nuevo el Avientu Tierra Trágame hacía podium:
Fran: 3º de la general
Santi y Juanma: 1º y 2º de Master.

Así que tras celebrarlo, reponer fuerzas y charlar un rato, nos fuimos a la cama con buen sabor de boca y con ganas de hacer la etapa de mañana que sería algo más corta y bastante más suave.

TERCERA ETAPA: De Imst a Landeck

 














Vertical distance:31,80km
Meters ascent:1827Hm
Meters descent:1787Hm

7:00



Pasamos el ecuador de la carrera saliendo en un día soleado, con muy buen humor, y con ganas de disfrutar mucho.

Era cierto que la ruta se hacía con relativa facilidad, y además fuimos charlando con Thomas, un alemán que hablaba perfectamente español porque pasó 15 años en México. Al contrario de la TAR, aquí no era tan común escuchar español.

Poco a poco íbamos cogiendo la rutina de día tras día. Andrés se daba cuenta de muchas de las cosas que le había contado y que ahora estaba viviendo.

La llegada a Landeck fue muy bonita: es un pueblo grande y los últimos metros transcurrían por la calle principal, que además, ese día contaba con un mercadillo.
Al llegar, por llevar calcetines negros, nos dieron un regalito. Lo debía estar diciendo el speaker en su alemán, pero a nosotros tuvo que venir Amanda (la única que sabía español de la organización y a la que teníamos frita) a traducírnoslo.
Nos sentamos en una terraza a tomar unas buenas cervezas antes de ir al hotel a ducharnos.

Una vez más, el AVIENTU TIERRA TRÁGAME había hecho un papelón espectacular, así que de nuevo en la pasta party pudimos dar bien de voces y aclamar a nuestro equipo.




CUARTA ETAPA: De Landeck a Samnaum


Start time:
7:00


Vertical distance:44,50km
Meters ascent:2844Hm
Meters descent:
1820
Hm





Último día: pasan volando. De nuevo sensación por una parte de tristeza y por otra de alivio.
La etapa era la más dura de todas, así que el miedo era evidente, sobre todo en aquellos que más se jugaban, como era el caso de nuestros compañeros de equipo.
En la salida a todo el mundo le dolía algo. Eran más que evidentes los signos de cansancio. Había corredores que más que andar se arrastraban.

La primera subida no daba tregua, y lo peor es que se hacía por varias pistas de esquí. Fuimos bastante rato con Thomas, hablando y bromeando.
El primer avituallamiento estaba a más de 2400 metros, así que el frío que hacía nos permitió parar poco.


Después venía una zona de bajada por la ladera de la montaña, muy bonito y muy corrible, hasta que volvíamos a llegar a la zona de subida, esta vez de alta montaña, coronando en un collado a 2787 metros. Por supuesto en este tramo encontramos bastante nieve, con sus correspondientes resbalones...




 
Tras este desgaste, ya sólo quedaba una bajada por pradera, y después una horrorosa pista que bajaba y bajaba, que parecía que no se iba a acabar jamás.

Los últimos km también se hicieron duros, porque ya hay ganas de llegar. Son muchas horas y muchos km...
Finalmente, y sacando lo que se podía, entramos en meta corriendo, e hicimos el papelón para que nos sacaran en las fotos:



Alegría con nuestras medallas de finisher

Abrazos y enhorabuenas


Cervecita bien ganada:


y pena porque finalmente Santi no había podido hacerse con el primer puesto de veteranos. Cachissss

Malas noticias

 
y al hotel (en el que tuvimos un pequeño problema) a ducharnos y a ponernos guapetes para la última pasta party de la temporada.


 
La ceremonia de clausura es muy emotiva, con sus canciones romanticonas, sus fotos y vídeos resúmenes y de la etapa....Y LAS CAMISETAS:



Pensé que habría fiesta, como el año pasado, pero se ve que en los 4 trails no se estila, así que Andrés y yo nos fuimos a ver qué bares quedaban abiertos en el pueblo y nos tomamos (a precio de cubatas) unas cañas para celebrarlo.

Y esto es todo.
Ahora, descanso.

3 comentarios:

RME dijo...

Enhorabuena fenómenos!
No dejáis de sorprenderme ;)

Roberto dijo...

Que chulo el recorrido, y las fotos también!!!...con beso y todo...jajajaja, enhorabuena máquinas!!!

Anónimo dijo...

ese morreo finishero... jejeje (Cariño)